Make your own free website on Tripod.com

Plan de Acción Inmediata o Programa Mínimo PARTIDO APRISTA PERUANO

VII. Trabajo

Inicio
Índice
Presentación
I. Estructura económico-político-social del Estado
II. El Perú ante América y el mundo
III. Administración pública
IV. Economía y finanzas
V. Cuestiones agrarias
VI. Minería
VII. Trabajo
VIII. Educación
IX. Redención del indio
X. Justicia
XI. Higiene y asistencia social
XII. Obras públicas
XIII. Inmigración
XIV. Ejército, armada, policía y aviación
Texto completo en versión Adobe PDF

97.    Estableceremos la efectividad de la jornada máxima de ocho horas para todos los ramos de la actividad humana, con las excepciones que se detallan: la duración del trabajo de dieciséis horas para las labores que por su índole exijan la permanen­cia del obrero por más de ocho horas consecutivas; la reglamentación del trabajo a destajo; el descanso obligatorio de un día, después de seis días de actividades; las vacaciones anuales de siete a quince días de duración, con goce de salario o sueldo; la jornada máxima de seis horas para los trabajadores menores de dieciséis años de edad; la duración máxima del trabajo nocturno de siete horas; la jornada máxima de siete horas para el trabajo del subsuelo y las industrias nocivas; la prohibición de trabajar de noche o en labores peligrosas o insalubres a los menores de dieciséis años y a los mayores que no gocen de completa salud.

 

98.    Estableceremos el salario y sueldo mínimos según las condiciones de cada región, que serán fijados por comisiones en que intervengan el Estado, los trabajadores y los patrones.

 

99.    Obligaremos al más exacto cumplimiento de las leyes que amparan los derechos de los hombres de trabajo y garantiza­remos su efectividad para los habitantes de todas las regiones del país designadas por sus propios sindicatos.

 

100.  Obligaremos a las empresas industriales, agrícolas, mine­ras y de transporte interurbano a proporcionar a sus traba­jadores la habitación mínima, escuelas, servicios sanitarios, enfermerías, que fijen los organismos técnicos del estado.

 

101.  Estableceremos que nadie podrá jubilarse en condiciones de poder seguir trabajando, sin perjuicio para su salud. El monto de la pensión de jubilación que garantice el seguro social tendrá límites mínimo y máximo. El límite mínimo asegurará lo suficiente para la vida, variando según el estado civil y los deberes que como jefe de familia tenga cada ciudadano. El límite máximo no podrá sobrepasar la cantidad necesaria para hacer una vida cómoda.

 

102. Crearemos un instituto de orientación profesional que considere las aptitudes físicas, las condiciones psicológicas y la vocación de todo hombre para orientarlo en la lucha por la vida, de modo que cada ciudadano rinda a la sociedad sin perjuicio de su salud, lo mejor y más que sea posible.

 

103.  Garantizaremos el derecho de la mujer a ganar el mismo salario o sueldo que el varón, en análogas labores.

 

104.  Ampliaremos la protección a la madre que trabaja dándole el derecho a descanso con goce de sueldo o salario, antes y después del parto.

 

105.  Crearemos las bolsas municipales de trabajo.

 

106.  Defenderemos al trabajador doméstico.

 

107.  Fijaremos la obligación de los patronos de pagar a los servidores nacionales el ochenta por ciento del monto de sus planillas de personal de empleados.

 

108.  Garantizaremos las leyes que amparan y benefician a los empleados.

Envíenos sus comentarios.